¿Por qué usar calzado de suela blanda en bebés?

Se ha escrito mucho sobre el tipo de calzado más adecuado para las primeras etapas de nuestros minis, y nosotros nos lo hemos leído todo para resumirte la información más importante.

Al nacer, los bebés pierden su calor corporal sobretodo por la cabeza y las extremidades. Por eso, a los bebés recién nacidos se les suele poner un gorrito y calcetines y se les cubre con un arrullo, incluso en verano. Un bebé recién llegado no necesita “zapatos”, sólo protección contra la pérdida de calor. M&M cubre las necesidades de esta primera etapa con los “Reversibles”. La versión moderna y en algodón suave y blando, de los típicos patucos de la abuela.

Porqué suela blanda

Cuando tu bebé empieza a gatear, es muy importante que sus tobillos y las plantas de sus pies sean libres de experimentar cualquier tipo de flexión y torsión ya que mediante estos movimientos se trabaja toda la musculatura y las articulaciones que más tarde le permitirán mantener el equilibrio y la estabilidad para dar sus primeros pasos. Durante esta etapa, la única necesidad que debemos cubrir es la de proteger el empeine de las rozaduras contra las diferentes superfícies por las que nuestros bebés se delizan. Cualquier modelo de “Reversibles” en algodón o de “Moccs” en piel, protegerá sus empeines sin interferir en el libre movimiento de sus tobillos y las plantas de sus pies. Este tipo de calzado queda sujeto sin apretar y por sus características, adapta su forma a la del pie y no al revés.

Porqué suela blanda

Llegado el momento, nuestros bebés empiezan a experimentar con la posición erguida. Primero, sujetándose a todas las superficies a su alcance y más tarde soltándose para mantenerse en equilibrio hasta sentirse lo suficientemente seguros como para dar sus primeros pasos. Es en esta etapa en la que solemos dudar más. ¿Necesita ya una suela dura? ¿Necesita refuerzo en el tobillo? ¿Debo elegir una talla más para que no le apriete? La respuesta a todas estas preguntas es NO. No necesita una suela dura porque la suela de sus pies le informa (entre muchas otras cosas) de las irregularidades del terreno, lo que le ayuda a regular su posición y por lo tanto desarrollar su sentido del equilibrio y su estabilidad. No necesita refuerzo en los tobillos porque su musculatura y sus articulaciones deben trabajar para fortalecerse. No necesita una talla más porque debe sentirse cómodo y seguro, el calzado no debe apretar ni quedar holgado, debe ser de su talla exacta. Sólo necesitamos una pequeña ayuda con los posibles resbalones. En M&M cubrimos las necesidades de esta etapa con los “Antideslizantes” de algodón para interiores (casa, escuela,...) y culaquier modelo de “Moccs” de piel. Como ya os he comentado anteriormente, este tipo de calzado queda sujeto sin apretar y por sus características, adapta su forma a la del pie y no al revés.

Porqué suela blanda

Al final, es como todo: ¡sentido común! El desarollo de nuestros pequeños es un proceso que debe darse de la forma más natural y respetada posible.


Accept

Usamos cookies para personalizar tu experiencia. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información.